Inicio > Sin categoría > El clavo de olor: Calmante natural para el dolor dental

El clavo de olor: Calmante natural para el dolor dental


Una explicación científica nos dice que efectivamente aquella receta de la abuela de colocar un clavo de olor en un diente adolorido puede ser más que un simple mito o tradición cultural. El reporte detallado nos llega desde CIMESO 

 

El Clavo de Olor, ¿calmante para el dolor dental?




Es una vieja receta de la abuela, de esas que no fallan, por lo tanto, me puse a investigar para ver si tiene bases científicas comprobables o simplemente es un mito más.
El Clavo de Olor (Eugenia Caryophyllus) pertenece a las familias de las Mirtáceas, y se utilizan sus flores secas y el aceite que se extrae de ellas.
Naturalmente, crece en las tierras ribereñas del Océano Índico y se cultiva en abundancia en Indonesia, Sri Lanka, Madagascar, Tanzania yBrasil.
Sus capullos son recolectados cuando las partes inferiores pasan del verde al púrpura.
Lo que comúnmente llamamos “clavo”, son los botones florales sin abrir de la planta tropical.
Es común que se utilicen como una especia en las comidas, fundamentalmente en los postres, dulces y mermeladas caseras.
Esta planta se encuentra compuesta por un 20% de aceites volátiles, de hecho, si olemos un clavo de olor, el aroma nos va a parecer familiar…
Por qué? El clavo de olor presenta un gran porcentaje de aceite de eugenol.
El eugenol es un líquido oleoso de color amarillo pálido extraído de ciertos aceites esenciales, especialmente del clavo de olor, la nuez moscada, y la canela. Es difícilmente soluble en agua y soluble en solventes orgánicos.
En Odontología se utiliza como eugenato de zinc, obtenido al mezclarlo con óxido de zinc en polvo. Se utiliza como cemento dental para obturaciones temporales o provisorias y es popularmente conocido por su olor característico que es el clásico “olor a dentista” que tan nervioso pone a algunos de nuestros pacientes…
El eugenol, se ha usado como analgésico, anestésico local, antiinflamatorio y presenta efectos antibacterianos.
La evidencia preliminar indica que un gel de clavo de olor de fabricación casera puede ser tan efectivo como el gel de benzocaína al 20%. La combinación con pasta de óxido de cinc es eficaz para la alveolitis seca (inflamación después de una extracción dental).
Para el caso del dolor dental, las abuelas recomiendan poner un clavo junto al diente que está doliendo, y se mantiene ahí hasta que el dolor desaparezca. Otra opción para aliviar este dolor es poner un poco de aceite de clavo en un trozo de algodón, el cual se colocará junto al diente que está produciendo la molestia. Cuando el dolor de muelas sea recurrente, mientras acude al dentista puede enjuagarse la boca con una infusión de clavo de olor. Llene de agua hirviendo una taza con dos botones florales de clavo y déjela reposar 15 minutos. A continuación, retire el clavo y una vez fría utilícela como colutorio para enjuagarse.
Por supuesto que esto aliviará momentáneamente el dolor, y solo nos dará un tiempo para concurrir a nuestro Odontólogo de confianza para que nos realice el tratamiento indicado y definitivo, pero sí que nos salvará una noche de sueño…
Categorías:Sin categoría
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: