Inicio > Salud Bucal > Enseñar con el ejemplo – Inculque en sus hijos el hábito de ir al odontólogo

Enseñar con el ejemplo – Inculque en sus hijos el hábito de ir al odontólogo

Existe mayor probabilidad de que los hijos acudan al odontólogo si observan esta conducta en sus padres, así lo revela un estudio reciente publicado en MedLinePlus, en un artículo que también arroja luces sobre la importancia de orientar los planes de salud dental al campo familiar
_______________

Un estudio reciente señala que es más probable que los padres que acuden regularmente al odontólogo lleven a sus hijos.

Con datos del reciente Estudio nacional de entrevistas sobre salud sobre 6,107 niños entre los 2 y los 17 años, y sus padres, los investigadores hallaron que el 77 por ciento de los niños y el 64 por ciento de los padres habían acudido al odontólogo en el año anterior.

Los niños cuyos padres acudieron al dentista tenían más probabilidades de haberlo hecho también. Los autores del estudio hallaron que cerca del 86 por ciento de los niños cuyos padres habían acudido al odontólogo durante el año anterior tuvieron un examen dental, en comparación con cerca del 63 por ciento de los niños cuyos padres no lo habían hecho.

Con el aumento de la caries dental en los niños, los programas que animan a los niños a cuidar de sus dientes también deberían dirigirse a los padres, señaló la Dra. Inyang Isong, pediatra y becaria de investigación del Centro de políticas de salud infantil y de adolescentes del Hospital General de Massachusetts.

“Las estrategias de promoción de la salud oral deberían enfocarse en toda la familia”, sugirió Isong.

En el estudio, cerca del 76 por ciento de los padres estaban empleados y la misma cantidad tenía seguro médico. Sin embargo, incluso entre los que tenían cobertura en salud, las barreras financieras impidieron que algunas familias acudieran al odontólogo, señaló Isong.

Entre los padres que retrasan la atención dental por el costo, el 27 por ciento de los niños también retrasó la atención odontológica.

La caries es una de las enfermedades crónicas más comunes de los EE. UU., sobre todo entre los niños de las minorías y los de bajos ingresos, según la información de respaldo del estudio publicado en línea el 1 de febrero antes de su publicación en la edición impresa de marzo de Pediatrics.

Mary Hayes, odontopediatra de Chicago y vocera de la Asociación Dental Estadounidense (American Dental Association), aseguró que el estudio refleja lo que se ve en la práctica.

“Sabemos por varios comportamientos diversos que los niños aprenden de sus padres”, señaló Hayes. “Para que los niños puedan tener buena salud dental, los padres necesitan valorar también la salud oral”.

La Asociación Dental Estadounidense recomienda que los niños acudan al odontólogo por primera vez al cumplir el primer año de edad. Debido a que muchos padres no llevan a su bebé al odontólogo porque le faltan dientes, en años recientes se ha optado por enseñarle a pediatras y otros proveedores de salud distinta a la salud dental acerca de la atención odontológica preventiva, aseguró Hayes.

Los programas estatales de Medicare, por ejemplo, han comenzado a pagar a los médicos por aplicar tratamientos tópicos con fluoruro durante las consultas de niño sano, según otro estudio en la misma revista realizado por investigadores de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill.

Aunque cerca del setenta por ciento de los médicos que participaron en el proyecto de demostración de Medicaid informaron que ofrecieron atención odontológica preventiva rutinariamente, los investigadores anotaron que, entre los retos para lograr la participación de los médicos se encontraban la dificultad para aplicar el barniz, la dificultad para integrar la atención odontológica a la práctica y la resistencia del personal.

Hayes aseguró que involucrar más a los médicos de atención primaria en la atención odontológica preventiva es buena idea. Durante demasiado tiempo, la salud oral y la salud del resto del organismo han sido tratadas como preocupaciones distintas, cuando la condición de los dientes y encías en realidad es una indicación de la salud general.

“Sí creo que necesitamos que los pediatras se hagan más conscientes de los asuntos de salud dental”, aseguró Hayes. “Estos proyectos intentan descifrar cómo conectar las disciplinas de la odontología y la medicina, cosa que tiene sentido para todos nosotros como pacientes”.

Sin embargo, un obstáculo es que la capacitación en la atención de la salud dental en las facultades de medicina es mínima, según otro estudio sobre el que informan en la misma revista investigadores del Hospital Infantil y Clínicas Mercy de Kansas City, Misuri. Su estudio halló que la capacitación por Internet de los residentes de pediatría podría ayudarles a aprender las habilidades necesarias para realizar un examen oral básico, aunque conseguir tratamiento directamente del odontólogo es mejor.

Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTES: Inyang Isong, M.D., M.P.H., pediatrician and research fellow, Massachusetts General Hospital Center for Child and Adolescent Health Policy, Boston; Mary Hayes, D.D.S., spokeswoman, American Dental Association and pediatric dentist, Chicago; Feb. 1, 2010, Pediatrics, online

HealthDay

Obtenido de MedLinePlus

Categorías:Salud Bucal
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: