Inicio > 1 > Ocho de cada diez mexicanos padece caries y afectación de encías por inadecuado aseo de dientes y boca

Ocho de cada diez mexicanos padece caries y afectación de encías por inadecuado aseo de dientes y boca

Según Lalagun4.com son muy pocos los que conocen
de cerca el aseo bucal

_____________

Sólo una de cada diez personas conoce la técnica adecuada de cepillado dental
Por desconocimiento o inadecuada aplicación de la técnica para el aseo de dientes y boca, ocho de cada diez mexicanos padecen de caries o enfermedades periodontales: afectación en las encías y la estructura que da soporte a los dientes, y puede provocar la pérdida de piezas dentales, además de dolor y mal aliento.

Nueve de cada diez personas en el país, no conoce la forma adecuada de asear la boca o no la aplican de forma cotidiana, afirmó la doctora Rosa María Solís de León, del Servicio de Estomatología de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) Número 41, del Instituto Mexicano del Seguro Social.

Explicó que la caries es el problema más común, el cual se genera por la descomposición de los residuos de alimentos, causando el desarrollo de bacterias que provocan la destrucción de los tejidos duros del diente. Este padecimiento es común en menores de edad por el consumo de productos con alto contenido de azúcares y glucosa, aunado a la falta de una adecuada técnica de cepillado.

Otro problema agudizado en la población mexicana, dijo, son las enfermedades periodontales debido a que atrás de los dientes se acumula alimento: “al pegarse en los dientes restos de comida, se calcifican y forman lo que conocemos como sarro; este provoca gingivitis –inflamación de la encía–, que se presenta inicialmente con un ligero sangrado al cepillar los dientes y, si ésto continúa, la encía empieza a contraerse y a dejar parte de la raíz libre, por lo que se pierde el sostén del diente y finalmente se pierde la pieza dental”.

Destacó que el cepillado de los dientes debe realizarse, en el caso de los superiores, de la encía hacia abajo, y en los dientes inferiores, de abajo hacia arriba, cepillando también, en forma circular la superficie de molares y premolares, de lo contrario, el alimento se puede introducir en las encías y sólo es posible retirarlo con limpieza dental realizada en el consultorio por un especialista.

Recomendó que para no olvidar la limpieza en ninguno de los dientes, se debe dividir la boca en cuatro partes. Iniciar el cepillado en la parte superior con los dientes centrales, para luego pasar a las piezas dentales de derecha y después a las de izquierda; y así realizarlo de la misma forma en los dientes posteriores. Enfatizó que es importante comenzar con los dientes de arriba, pues la comida cae y los dientes de abajo se ensucian.

La especialista indicó que es importante cepillar cada zona de las piezas dentales diez veces por ocasión, a fin de asegurar la limpieza total de los dientes. “Sin embargo, la boca no sólo está integrada por los dientes, también tenemos paladar, encías, lengua y mejillas, y todo esto es muy importante que lo limpiemos porque también aquí llegan a quedar residuos de comida”.

Señaló que una vez que se asearon los dientes, se debe enjuagar el cepillo y sólo con agua cepillar, primero, el paladar, de la parte de atrás hacia adelante en diez ocasiones; después la lengua, hacer un barrido lo más atrás posible y hacia delante; luego las encías y por último las mejillas, éstas últimas en su parte interna.

La doctora Solís de León puntualizó que el aseo de boca y dientes debe efectuarse, como mínimo, tres veces al día: después del desayuno, comida y cena, aunque lo ideal es hacerlo después de cada alimento, porque durante el día es común consumir colaciones o bocadillos.

Añadió que el hilo dental es indispensable utilizarlo cuando menos una vez al día, ya que en ocasiones los dientes están muy unidos y las cerdas del cepillo se doblan o no llegan a retirar el alimento, normalmente pedazos de carne entre las piezas dentales. Para retirar este alimento, dijo, se debe cortar entre 20 y 30 centímetros de hilo de seda e introducirlo entre cada diente.

Con respecto al uso del enjuague bucal, dijo, es recomendable su uso para completar el aseo de la boca, aunque su costo puede ser un impedimento para adquirirlo. En este caso, recomendó combinar en un vaso con agua una cucharada de bicarbonato de sodio, lo cual da un efecto similar de limpieza al del enjuague.

“Estas son las medidas generales que, si son realizadas por la mayoría de la población, permitiría tener una excelente salud bucal y evitar todas las complicaciones y enfermedades que en un principio mencionamos”, finalizó.

Categorías:1
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: